Menorca

Interiores de una casa tradicional en Menorca

Es una casa tradicional. Una casa familiar. Varias generaciones han vivido aquí, en esta casa se respira la felicidad. En esta casa ha habido nacimientos pero también fallecimientos. Hermanos y hermanas, padres y abuelos, bisabuelos, nietos. La familia se reunía aquí. Se sigue reuniendo aquí.

Esta casa tradicional con paredes de piedra se ha adaptado a las necesidades de cada familia de cada generación haciendo las obras necesarias.

Vigas a la vista. Dejar todo aparente, dejar que la casa hable por ella misma.

Una casa de pueblo. Tres pisos llenos de recuerdos. Paredes de color blanco, paredes de color piedra. Mosaicos hidráulicos en la planta baja y parquet en las dos plantas. Los elementos de decoración son, mayormente, objetos típicos de la isla. Poner un pie en esta casa es saber que estás en Menorca.

Esta casa es mi oficina de verano.

Casa tradicional Menorca Casa tradicional Menorca Casa tradicional Menorca Casa tradicional Menorca Casa tradicional Menorca Casa tradicional Menorca Casa tradicional Menorca Casa tradicional Menorca Casa tradicional Menorca Casa tradicional Menorca Casa tradicional Menorca
Menorca

Sinfonía de blancos

Blanco. Blanco. Blanco. Y más blanco. Es conocida como la isla blanca y azul. El azul del mar y el blanco de las casas pintadas de cal.

Vestir de blanco. Respirar la pureza. Desde lo alto de la cumbre de Menorca, divisar los pueblos. Vistas panorámicas. A lo lejos, el mar.

Un paseo dominical en familia. Una montaña y un santuario. Relax. Mientras espera impaciente la llegada de PapaGuiri, la princesita corre, porque no anda, corre.

Y con ese magnífico escenario blanco, tuvimos tiempo de jugar, de reirnos, de hacer una sesión de fotos. ¡Una feliz mañana de domingo en familia!

Menorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blanca
Menorca

Las “avarques” (las menorquinas)

Las avarcas o menorquinas

La avarca de Menorca, zapato ineludible para los autóctonos, ha tomado, a lo largo de los últimos años, aires de sandalias fashion y de usos múltiples. Las avarcas florecen en todas partes. De cada vez hay más fabricantes y también puntos de venta y marcas que las comercializan. Fuera de Menorca, se les conoce por “menorquinas”, haciendo referencia evidentemente a su lugar de origen, aunque su verdadero nombre sigue siendo “avarca” en singular y “avarques” en plural en la lengua de la isla, el menorquín. Encontramos “avarques” de cualquier talla y de cualquier color: con lentejuelas, lisas, con estampados variados, para bebés y para adultos.

Las avarcas o menorquinas

Me gustan mucho los zapatos. Menorca siempre ha sido una isla con una larga tradición artesana e industrial de zapatos y cuenta con marcas de calzado femenino muy conocidas.

Las “avarques” son los zapatos utilizados antaño por payeses y pescadores. Muy a menudo encuentro artículos sobre las “avarques” o “menorquinas” donde se explica que estos zapatos nacieron en los años 50. Pero mucho me temo que no es cierto. El historiador y archiduque Luis Salvador de Hasburgo-Lorena ya mencionó este tipo de calzado en su “Die Balearen in wort um bild” (Las Baleares descritas desde la palabra y el dibujo) – 1869. En los años 50 fue cuando empezaron a ser comercializadas.

En todas las casas hay “avarques”. Tenemos “avarques” más gastadas para ir a la playa y otras más nuevas para “vestir mejor”. Aquí todo el mundo lleva “avarques”. En Menorca todo el mundo tiene menorquinas.

Las avarcas o menorquinasLas avarcas o menorquinasLas avarcas o menorquinas
Menorca

Las mejores playas de España, en Menorca

Sé que os encanta viajar. Sé que soñáis ya con vuestras próximas vacaciones. Sé que estáis locos por ir a la playa. Por fin ha llegado el momento de calzar sandalias y vestir bañadores, de plantar la sombrilla en la arena caliente, de zambullirse en el agua, de leer vuestras revistas preferidas, de olvidarse de todo y de aprovechar de cada momento.

Las mejores playas de España, en MenorcaLlegó la hora de la pausa estival. ¡Esa pausa tan esperada, tantas veces soñada!

Las mejores playas de España, en MenorcaEl título, ahí, un poco más arriba, no lo he inventado yo. Ha sido Geo, la revista que redescubre el mundo, quien lo encontró. Cuando vi pasar la noticia, supe que tenía que compartirla con vosotros, que tanto amáis evadiros.

Las mejores playas de España, en MenorcaGeo España acaba de publicar un especial dedicado a las playas españolas. Ha realizado una clasificación de las 100 mejores. Una especie de homenaje a los casi 8 000 Kilómetros de playas registradas en España. Las diez primeras playas del ranking fueron elegidas por los lectores del sitio web de la revista. Las otras playas fueron seleccionadas por la redacción de Geo, teniendo en cuenta varios factores: estética, medioambiente, servicios…

Las mejores playas de España, en MenorcaPor orden, esas son las diez primeras playas:

Cala Mitjana (Menorca), playa de Rodas (Pontevedra), playa de Ses Illets (Formentera), Cala Macarella (Menorca), playa de Caños de Meca (Cádiz), Cala Saona (Formentera), playa de La Concha (Guipúzcoa), playa de Santa Marina (Asturias), Cala Jugadora (Creus) y playa de los Escullos (Almería).

Las mejores playas de España, en MenorcaComo veis, Menorca está doblemente representada en esos diez primeros puestos.

El primer lugar lo ocupa Cala Mitjana (cerquita de mi casa, adonde iba con la escuela, las primeras veces de playa con los amigos, muchos recuerdos, mucha belleza!). Cala Mitjana tiene una hermanita, Cala Mitjaneta, algo así como una mini-piscina natural. En el cuarto puesto encontramos Cala Macarella (donde pasé todos mis veranos de niña, adonde bajaba a pie, casi que todavía no sabia andar, un poco privilegiados, con un acceso semi-privado a esa perla llamada Macarella!). Al igual que Cala Mitjana, Cala Macarella también tiene una hermana menor, una calita de aguas más turquesas imposible!

Y como una imagen vale más que mil palabras, ahí os las dejo…

Las mejores playas de España, en MenorcaLas mejores playas de España, en MenorcaLas mejores playas de España, en MenorcaLas mejores playas de España, en MenorcaLas mejores playas de España, en MenorcaLas mejores playas de España, en Menorca
Freelance

Trabajar en casa y cuidar de los hijos

Soy mujer, recién mamá, free lance y trabajo en casa. Pero no, no me ocupo yo de mi hija.

Cuando me lancé en esa aventura de ser free lance y de trabajar en casa, hubo gente que pensó que lo había hecho porque quería quedarme todo el día con mi hija. Hice eso porque me apetecía, porque tenía ganas de probar esta fórmula, porque era mi sueño profesional. Pero tenía muy claro que no podría ocuparme yo misma de mi hija puesto que de haber sido así, no habría trabajado mucho. Un bebé necesita de muchas atenciones. Trabajar necesita de mucha concentración. Para mi son, pues, dos cosas incompatibles.

Trabajar en casa y cuidar de los hijos

Puesto que tuvimos que buscar cómo y quien se ocuparía de nuestra niña meses antes de que naciera y que, a veces, es difícil saber que será de nuestras vidas dentro de cinco o seis meses, ChériGuiri y yo decidimos coger a una “asistente maternal”* que sólo aceptaba horarios de profesores, es decir, no cogería a la niña durante las vacaciones escolares**. Fue una elección muy pensada. Es lo que queríamos. Así pues, la “nounou” se ocupa de la niña 40 horas por semana y eso nos permite perfectamente conciliar vida laboral y vida familiar. Por el momento estamos encantados de nuestra elección. La dejo a las 8h y a las 8h15 ya estoy trabajando. La recojo a las 17 h tres veces por semana, a las 15 h los miércoles (es la única de los tres niños de los que se ocupa la “nounou” que va los miércoles – aquí en Francia la tradición manda que los miércoles los niños no tienen cole, aunque una reciente ley ha cambiado las cosas) y a las 14 h los viernes. Los miércoles por la tarde princesita y yo tenemos cita webcam con los abuelos de Menorca. Los rituales se van instalando.

Tener un hijo significa hacer todo lo posible para ocuparse de él. Sin embargo, creo que tampoco es bueno olvidarse completamente de uno mismo ni tener que renunciar a los sueños profesionales. Lo más importante es encontrar un equilibrio. Nosotros lo estamos consiguiendo. Ya hablé, en su momento, que cuando tienes a la familia lejos tienes que pensar muy bien en cómo organizar todo puesto que en caso de imprevistos o de problemas de última hora, la familia no puede estar ahí en dos minutos, por ejemplo que hacer si “estoy-en-un-atasco-qué-hago-de-mi-bebé” o si “nounou-llama-porque-bebé-enfermo”.

Durante las primeras vacaciones escolares me pude ocupar muy bien de ella, con 4 meses, con 6 meses, pude trabajar tranquilamente mientras ella hacía su siesta o estaba a mi lado en su hamaquita. Después, cuando ya empezó a gatear y a ponerse de pie, conseguí trabajar “un poco” y sobre todo trabajaba cuando ChériGuiri volvía a casa. Pero eso es lo bueno, soy reina y dueña de mi tiempo, lo gestiono como yo quiero!

¿Y ahora qué? La escuela terminó el viernes pasado, 4 de julio. ¿Qué hago con la princesita? Camina desde hace ya un mes, hay que vigilarla todo el tiempo, es muy activa, le encanta “hablar”! Difícil pues de ocuparme de ella y trabajar al mismo tiempo…. Tenemos una mamie que vive a algo más de 1 hora de coche, difícil para los imprevistos pero factible para ocasiones organizadas de antemano, o sea que vendrá unos cuantos días durante la próxima quincena. El resto del tiempo, una vecina de 18 años jugará y se ocupará de ella y yo también me cogeré algunas horas.

Estamos encantados con esta organización. Haber cogido una asistente maternal me permite tener tiempo para trabajar tranquilamente y sin correr y, a la vez, estoy muy disponible para mi hija. Las tardes-noches tenemos tiempo de jugar con ella, le damos el baño sin prisas tipo es-tarde-estamos-cansados-mi-jefe-es-un-imb***, come todos los días con su fiambrerita preparada con amor por su mamá. Y que durante las vacaciones escolares esté en casa no nos supone ningún problema, siempre encontramos una solución.

¡Ser free lance y trabajar en casa para conciliar mejor vida laboral y vida familiar!

*La asistente maternal. Su aptitud y ejercicio profesional deben ser reconocidos y autorizados por los servicios de protección maternal e infantil (PMI) del departamento (provincia).

**En Francia cada dos meses y medio hay vacaciones. El curso se termina la primera semana de julio para los más peques y empiezan los primeros días de septiembre.