Bilingüismo

Niños bilingües (franco-españoles) en NANTES

¡Para los NANTESES!

Después de unas cuantas horas de reflexión, de conversaciones en casa y de haber recibido emails de algunos de vosotros, ¡por fin me decido!

Me decido a proponer y organizar encuentros con nuestros niños bilingües franco-españoles para jugar, leer, escuchar música, mirar dibujos y películas…

-> ¿POR QUÉ?

Al llegar a Nantes, en 2010, busqué asociaciones franco-españolas. Al principio lo hice para entablar amistad, relacionarme con gente nueva pero, desgraciadamente, la cosa no cuajó porque sentía que hacía disminuir seriamente la media de edad (hijos de exiliados españoles de la Guerra Civil y todo eso…), bueno, que no era para mí. Más tarde, cuando me convertí en madre, busqué también asociaciones donde mi hija pudiera practicar su español y encontrar otros niños en su misma situación. En vano, una vez más.

Honestamente os diré que, con todas esas búsquedas en vano de una asociación que pudiera aportar algo a mi hija, me di cuenta de que había un gran vacío para los críos de 0 a 3 años e incluso hasta los 6. Y me parece una aberración porque es justamente en esa franja de edad que la adquisición lingüística pasa por su etapa más crucial. Los que vivís en Nantes sabéis que sí existen una o dos asociaciones que intentan hacer algo en este sentido pero por una razón desconocida (misterios sin resolver) las familias franco-españolas no son muy asiduas. Por no decir, nada asiduas. Es más, ¿dónde están todas esas familias?

Cierto es que todos estamos muy ocupados con nuestros asuntos y nuestra vida diaria pero ¿a quién no le apetece, de vez en cuando, poder ofrecer un momento de juegos a su hijo en lengua española?

Bilingüismo en Nantes

-> LOS OBJETIVOS

Lanzo pues esa botella al mar, sin pretensión alguna y sin presión alguna. ¡Simplemente pienso que estaría bien organizar momentos en español para nuestros pequeñitos!

¿Cuáles son los objetivos que contemplo?

Sin orden ni desorden:
– juegos de mesa
– canciones infantiles
– lectura
– películas y dibujos animados (no tenemos porqué prohibirlos, ¿no?)

Todo eso acompañado de una merienda convivial. Y, repito (porque es importante) con toda simplicidad y sin presión!

-> ¿CÓMO?

El primer encuentro lo podremos fijar entre todos aquellos que respondan presente. También es importante decir que no quiero que sintamos ningún tipo de obligación en tener que fijar una fecha por mes. No y no, nada de presión ni de comeduras de cabeza… simplemente cuando sintamos la necesidad.

Pero el cómo también significa saber si hay que adoptar algún tipo de estructura jurídica para que podamos llevar a cabo dichos encuentros. La respuesta es sencilla: la estructura que propongo es la de un grupo de amigos! A estas alturas ya os habrá quedado claro, no me apetece acogerme a ningún tipo de asociación bajo estatus jurídico que nos “imponga” y “obligue” a cosas. Porque para mí, “obligación” nunca puede ir de la mano de “amor de los idiomas”. Así pues, encontrémonos para jugar (bueno, ellos, nuestros renacuajos) como si nos encontráramos en la plaza del pueblo!

Si estáis interesados, os invito a responder a esta newsletter, también me podéis escribir a hola@lesmotsdemarguerite.com. Una vez reunidos los datos de los interesados, mandaré un sondeo para que nos pongamos de acuerdo.

-> ¿DÓNDE?

He dado bastantes vueltas a este asunto. El dónde es importante porque se trata de nuestros niños. Visto que lo que queremos es vernos como si pasáramos un rato en la plaza del pueblo, lo más lógico es que nos veamos en casa! Sí, sí! Pienso que es en un entorno acogedor que los niños se sentirán más cómodos, además también es en casa donde se pueden apreciar mejor los dibujos animados… por ejemplo. Pero que no cunda el pánico, de vez en cuando también podemos ir a uno (de los 2 o 3 que existen) “bares para niños” que hay en Nantes (Café Marmaille, Le P’tit Qu’à fait…)

¿Qué os parece todo eso?

-> ¿CUÁNDO?

Fijaremos el primer encuentro cuando hayáis respondido presente. Pero viendo el calendario (vacaciones escolares, etc.) pienso que lo más razonable es que contemplemos la posibilidad de vernos un sábado o domingo por la tarde del mes de noviembre.

Después, y como ya he dicho, ninguna obligación de tener que fijar una fecha por mes. La idea es que nos sintamos libres y vayamos añadiendo fechas en función de nuestro humor-ganas-tiempo…

Así pues, ya nada más, MUCHAS GRACIAS por haber llegado hasta aquí, el balón está ahora en vuestro campo

A vous de jour !

 

¡Gracias por compartir!

Lifestyle

Pedacitos de vida #1

Las horas que pasan. Las sonrisas y las dudas. Ella y él. La casa. El hogar. El frío y el calor. El trabajo. El cansancio y el estrés. El descanso. El amor. Los momentos. Pedacitos de vida. Clichés para construir recuerdos. La vida.

Os presento Pedacitos de vida.
Una nueva serie para reflexiones instantáneas.

Cuaderno de vida freelance

Y acabar el día con ese “cuaderno de vida” que DECIMOS en catalán y que ESCRIBO en francés. Todo eso es un poco extraño. De momento pienso que ella cree que lo escribo también en catalán. Empezar el cole significa muchos cambios y ya me imagino haciendo una especie de “escuela en casa lingüística” español y catalán. Contemplo varios métodos pero aun en periodo de reflexión…

Ser freelance también significa a veces ir a trabajar a las empresas clientes. Y con un rayito de sol, por favor!

Ella

Convertirse en madre es muchas cosas a la vez: amor multiplicado, cansancio, dudas, carcajadas, tener que reñir, momentos de aprendizaje y un etcétera más largo que un día sin pan. Hoy dejo a mis dos amores y me voy a descubrir un poquito más de la escuela infantil francesa. Ser madre en el extranjero.

Nosotras casa armazón madera

¡No se ve en la foto pero mi ranita grita como una loca! Por las mañanas nos reímos mucho en el cuarto de baño: Mamá, ¿qué me haces hoy? Una corona? Una trenza? Una colita? Una diadema? Y vuelve a gritar: aaaaaaaaaaahhhhh qué bonito mamá! Has visto, tengo rizos como tu! ¡Esta niña es la alegría en persona!

Un día más, un día menos y sobre todo saber que nuestra futura casa armazón de madera será más calentita porque mejor rendimiento energético y eso no tiene precio para una friolera como yo!

nantes
Nantes. Me acogiste en 1995. Tenía 15 años. En 2010 volví para quedarme. La vida. Casualidades de la vida. Ahora es la ciudad que te enseño a ti, hijita mía. Dejamos nuestro pueblecito y cogemos el tranvía. Bueno, el “trineo” como dices tu a veces. Y nos reímos, saltamos, nos entretenemos mientras papá trabaja en nuestro futuro nuevo hogar.

Bonitos-Vocablos

¡NUEVO!- Bonitos-Vocablos (imprimibles)

Cuando las palabras y la belleza pueden caminar juntas en un solo y único camino, me alegro

Os presento hoy una novedad: los Bonitos-Vocablos imprimibles que he cocinado a fuego lento (y muy humildemente) para vosotros. Todavía debo crear una categoría a ellos dedicada en Les mots de Marguerite versión ES. El origen de esos Bonitos-Vocablos se encuentra en su alter-ego francés (creado en diciembre del año pasado) pero sobre todo en esas ganas de embellecer visualmente las palabras que suelo escribir para vosotros. Se trata de palabras que ya he deslizado por aquí hace unos meses o unos años. Me gustan las palabras, me gustan las bonitas palabras, me gusta arreglar bien esas palabras para que salgan a pasear bonitas y con los mejores atuendos.

Esta vez quise regalar primero estos Bonitos-Vocablos a los suscriptores de la newsletter. Quise hacerles una sorpresa y tenéis que saber que vuestros comentarios siempre me llegan directamente al corazón.

La coquetería de las palabras.

Y acariciar las palabras para que bailen las lenguas

Y sé que para que las palabras bailen tiene que sentirse queridas. Para que mis palabras se sientan queridas, tienen que sentirse bien acompañadas. Amarse a si mismo y tener ganas. Ganas de vida, ganas de escribir, ganas de viajar. Ganas de comer la vida!

¡Ahí van, coge esos Bonitos-Vocablos, son para ti!

 

Los Bonitos-Vocablos de Margarida imprimibles

Haz clic aquí para descargar e imprimir los Bonitos-Vocablos de Margarida

Freelance

Las lenguas de Babel

Día Internacional de la Traducción

Me gustaría hablaros de traducción, me gustaría hablaros de lenguaje. Me gustaría hablaros de las lenguas y de las miradas que se cruzan. De hombres y de mujeres procedentes del mundo de Babel. Me gustaría hablaros de nuestros chapurreos y de los vuestros también. Me gustaría deciros que las lenguas, cosa fácil es.

Las lenguas, cosa fácil es. Sí. Las lenguas, cosa importante es. También. Detrás de las lenguas, culturas. Detrás de las lenguas, sentimientos. Detrás de las lenguas, hombres y mujeres que ríen y lloran. De la misma forma. O no.

Me gustaría también hablaros de comunicación intercultural. De psicolingüística. Y deciros también que existen conocimientos y competencias. Evocar quizá la antropología. Y la sociología. Y después, volvería a hablaros de las lenguas.

Día Internacional de la Traducción

Seguro que también os hablaría de mi mundo. De mis traducciones. De mi trabajo. Compartiría mis dudas, mis nociones y mis experiencias. Os enseñaría mis pequeños bilingües preferidos. Y después, os diría ¡oh¡ cuánto me siento cansada, un acento me ha atrapado, tengo que descansar. Os diría ¡oh¡ pero si tartamudeo, las palabras se entremezclan.

Día Internacional de la Traducción languesdebabel

Un embate de lenguas en mi cerebro como una partida de coches de choque. Y soñaría. En diferentes lenguas, cuáles, no lo sé, no tengo ni idea.

Seguro que también me gustaría deciros ¡oh! cuánto es el traductor un trabajador en la sombra. ¿Una firma? ¿Qué firma? Y os contaría, seguramente, ¡oh! cuánto los plazos nos meten prisa y las palabras que no salen. Y después, también os diría las alegrías de los lectores que no saben siquiera que hay traductores. Y esto es bueno. O quizá no lo sea. Pero no, no os voy a contar nada de eso.

Os diré que me dijeron traducción y fue comunicación. Me dijeron varias culturas y fue intercultura. Os diré que surco entre distintos mares. Y que, a veces, las olas me sacuden. Tomo el salvavidas y subo a flote.

Día Internacional de la TraducciónDía Internacional de la Traducción

Os diré también ¡oh¡ cuánto es importante la motivación y la empatía. Os diré los gestos y las expresiones, las muecas. Os diré comunicación e integración de los malentendidos en mis palabras. Os diré adaptación.

El amor de las lenguas, en mi cerebro como una partida de juegos amorosos. Y soñaré. En tus lenguas y en las mías que se entremezclan para abrazarse mejor.

Hoy es el Día Internacional de la Traducción. Como cada año, el 30 de setiembre, día de San Jerónimo, el traductor oficial de la Biblia (Vulgata) en lengua latina en el siglo III de nuestra era.
En este mundo globalizado en el que vivimos, traducción y comunicación intercultural tienen más sentido que nunca.

Vivir en el extranjero

Vivimos todos bajo la misma luna (o cómo explicar una vida en el extranjero a los niños)

Todos vemos la misma luna -los niños y la expatriación

Ayer por la mañana, sobre las ocho, de camino al periscolar, hubo una princesita que levantó su cabecita hacia un cielo muy azul y avistó la lunita. La señora Luna vestía de blanco mientras deseaba buenos días al señor Sol. La princesita con su agradable sonrisa, miró a su madre y le dijo: ¿sabes qué, mamá? Hay dos lunas porque en casa de la yaya también hay una luna. ¡Por eso hay dos! Su madre, entre nostalgia y orgullo, se sintió pequeña y mayor a la vez, cogió la mano de la princesita y le explicó que no, que tenemos un único cielo muy y muy pero que muy grande, un cielo capaz de estirarse muchísimo para llegar también a casa de la yaya. Y que la luna es la misma. Aquí y allí.

Vemos todos la misma luna -los niños y la expatriación Vemos todos la misma luna -los niños y la expatriación

Porque la distancia no hace de nosotros seres extranjeros.

Porque esa misma luna que compartimos hace de nosotros seres de un mismo mundo.

Sol y luna se dan la mano, aquí y allí

Es lo que quise decir a Princesa Thelma, un día de la semana pasada cuando intentaba comprender, a sus 3 años y 4 meses que no hay más que una sola y única luna, aquí donde nosotros vivimos y allí donde tiene parte de su familia. Con la inocencia de un niño de su edad, sus palabras me hicieron ver que el aprendizaje de la noción “espacio” es también algo distinto cuando se vive en el extranjero. Porque hasta los gestos más banales, las tareas diarias, las palabras de cada día, están ahí para recordarnos que los Unos viven aquí y los Otros viven allí.

La inocencia de los niños que hace que la luna y su carácter poético se conviertan en una valiosa herramienta para evocar la distancia, el alejamiento, el mundo, los seres humanos y los sentimientos. Asimilar el mundo, mirar los astros, entender la vida.

y hacer del aquí y del allí un único lugar

Porque es así cómo le legamos y le enseñamos esta vida en el extranjero que no lo es para ella pero sí para mí. Porque la figura de mamá es tan importante para un niño de 3 años, porque lo quiere saber todo, dónde vivía mamá cuando era pequeña. Y se lo explico. Y le digo, no, cariño mío, mamá no aprendió a cantar Une souris verte sino Sol solet. Y no decirle nunca que habrá que esperar aun muchos días antes de ver a yaya y l’avi sino más bien decirle, ve, llámales, haz un mensaje de voz en Whatsapp y por qué no, tómate una Skype-merienda con ellos! Acortar distancias y tender puentes.

¡Cariño mío, sí, vivimos todos bajo la misma luna!