Sobre mí

margarida llabres

 

El blog, un tarrito de caramelos

Este blog nació hace más o menos ocho años (¡fiuu, el tiempo pasa demasiado rápido!) cuando vivía en Paris y sentí la necesidad de escribir textos cortos, poemas, historias… en definitiva, tuve ganas de jugar con las palabras y de compartirlo con todos vosotros. Eso sí, siempre con ritmo y palabras que salen del corazón.

Mi trayectoria personal y profesional, atípica, europea, con viajes y mudanzas a tutiplén hizo que naciera en mí la necesidad de encontrar un hogar estable, lo que me dio pie a crear Les mots de Marguerite. Poco a poco fui sintiéndome cómoda en ese nuevo-mi hogar, conviertiéndose así en un sitio donde acudir todos los días.

Mi amor por las palabras y por las lenguas

Escribir siempre lo he hecho: reseñas, muchos artículos de prensa, informes de Consejos de Ministros, traducciones, correcciones, etc. Siempre me ha encantado trabajar con los idiomas, por y para los idiomas. Bilingüe por mis orígenes geográficos, pronto comprendí que transmitir una lengua significa, antes que nada, legar el amor hacia un cultura, porque una lengua es un TODO: sin las lenguas no viajaríamos, no nos comunicaríamos, no avanzaríamos. Es por ello que Les mots de Marguerite trata de todo un poco.

Mi amor por las lenguas es tan fuerte que lo convertí en mi profesión. Soy traductora, redactora y trabajo mucho para el mundo Web. Aunque soy española y que mi lengua materna es el catalán, puedo decir que soy trilingüe (español-francés-catalán). Si os apetece saber un poco más acerca de mi oficio, no dudéis ni un segundo en visitar mi página Web profesional.

Y también soy una chica…

Además soy una chica, una mujer, me gusta leer, me gustan también las imágenes bellas y tiernas, a las que apetece acariciar, me gusta la música y el baile, clásico y moderno, me encantan los tutús y las zapatillas de puntas, me gustan las charangas que tanto ritmo y sol dan a la gente. Me gusta la gente delicada y atenta. Y desde mayo de 2013 soy la feliz mamá de una princesita que ocupa también un lugar importante en este blog.

Soy una mujer enamorada. Y sueño siempre con mi isla en el Mediterráneo

Margarida