Inspiración

Ganas

Ganas de estar allí y ganas de ir más lejos. Ganas de ti y ganas de estar contigo. Ganas de gritar, ganas de llorar, ganas de escribir, ganas de viajar, ganas de amar pero también ganas de comer, de hacer las camas, de dar una vuelta en bici….Las ganas en todos sus estados.

Estaba yo en la cama, medio dormida, cuando tuve de repente ganas de escribir sobre las ganas. Sí. Y ahí me tenéis ahora confrontándome a esta palabra que es algo más que una palabra. Estas cinco pequeñas letras que en realidad son el motor de nuestras vidas. De la tuya y de la mía pero también de la de tus padres y la de los míos y del vendedor de la tienda de al lado y del basurero que pasó esta mañana por delante de mi casa.

G A N A S es un gran vocablo. Sin él, si ellas, las ganas, ¿qué sería de nosotros? Nada. ¿En qué nos convertiríamos? En nada.

Por eso hoy les rindo un homenaje. Estimadas ganas que nos ayudáis a avanzar y a dar forma al camino de nuestras vidas.

Aunque también puedo declinarte en negativo. Las no ganas. Las no ganas de trabajar, no ganas de caer enfermo, no ganas de enfadarse, no ganas de ir a hacer la compra, no ganas de levantarse. No. Porque a veces es el no ganas.

Pero sólo así vamos a avanzar, con las ganas, siempre ahí, en presente o en pasado, en negativo o en afirmativo, en condicional también, sí, a menudo.

¡Tener ganas para vivir!

tener ganas

¿Te apetece decirme algo? Gracias - Merci ♥

  • (no se va a publicar)