Bilingüismo

Bilingüe aquí y bilingüe allí

Desde que seguimos las aventuras de nuestra pequeña bilingüe en construcción, cada día descubrimos un aspecto distinto del bilingüismo en los niños.

A raíz de nuestra reciente estancia de 15 días en Menorca, en casa de mi familia, pudimos constatar hasta qué punto puede ser distinto el bilingüismo de la Princesita en función del lugar donde se encuentra. En el fondo, sé que esta diferencia es completamente normal, banal y lógica. Pero aún así, esta diferencia se manifiesta todos los días.

DIFERENTES LUGARES, DIFERENTES BILINGÜISMOS

Cuando estamos en Francia, la balanza del bilingüismo tiende a inclinarse a favor del francés pero cuando llevamos más de 5 día en Menorca, la balanza empieza a invertirse, a favor, esta vez, del catalán. Bueno, para ser más justos, sería mejor decir que la balanza no se inclina a favor del catalán sino que alcanza de nuevo el equilibrio. En bilingüismo se considera que los niños alcanzan un cierto equilibrio entre los distintos idiomas a la edad (más o menos) de los 6 años.

En Francia, y a sólo unos días de que la pequeña cumpla 2 años, el francés ocupa un lugar muy importante (¡lógico!). Es pues normal que la cría hable más en francés. Y creedme: hablar, habla mucho! Ya lo anotó el médico en la cartilla de salud cuando puso “muy comunicativa” en la visita de control de su 1r aniversario. Un año después no me toca más remedio que rendir homenaje a esa médico tan visionaria! En fin. En Francia, sé que entiende todo lo que yo le digo (porque lo lleva a cabo y porque me contesta adecuadamente) pero a menudo (que no siempre) ella me responde en francés. Nunca le digo nada, yo sigo la conversación en catalán.

Cada vez que llegamos a Menorca, las palabras en francés siguen predominando durante las primeras 48 horas pero después, su cerebro empieza a ponerse en marcha para recuperar las palabras ya adquiridas en catalán y para integrar las que oye por primera vez. A esa edad, los niños están en la fase de imitación, lo que también es positivo para el bilingüismo.

Niños bilingües y el equilibrio entre las lenguas

BILINGÜISMOE PRECOZ SIMULTÁNEO

La Princesita crece en situación de bilingüismo precoz simultáneo, es decir, en el momento en el que está aprendiendo a hablar, está en contacto con 2 (3) lenguas. Sin embargo, una de esas dos lenguas maternas se encuentra en situación minoritaria. En un artículo precedente, ya evoqué lo importante que es que los padres de niños bilingües trabajemos para fomentar esa lengua que se encuentra en situación minoritaria. Y cada día que paso, más claro lo tengo. Contrariamente a lo que algunas personas piensan, las cosas no se hacen de manera “completamente natural”.

LAS VENTAJAS DE ESTANCIAS LINGÜÍSTICAS DESDE PEQUEÑOS

Pienso pues, que pasar largos periodos en el país de esa lengua minoritaria es muy benéfico y ventajoso para niños pequeños, incluso bebés, en fase de construcción bilingüe. Porque ese equilibrio del que tanto hablamos, únicamente puede existir si les ayudamos un poco!

 

¿Te apetece decirme algo? Gracias - Merci ♥

  • (no se va a publicar)