Viajes

Érase une vez en Eslovenia

Eslovenia

Eslovenia

Sumergirse en los archivos ya un poco viejos. Y esos ficheros, ordenados por fechas, para que nos recuerden, así sutilmente, que el tiempo pasa. Rápido, demasiado rápido. Imposible que el corazón no se encoja. Ayer, me sorprendí hurgando en esos documentos un poco olvidados.Como si tuviera ganas de partir y desconectar, seguramente a causa del cansancio, o la noche que cayó demasiado rápido y el trabajo que no se acababa…Y me quedé maravillada, otra vez, ante todos esos clichés. Esos viajes que siempre se quedarán ahí, que forman parte de mi vida. De mi vida de antes de ser mamá, de mi vida un poco nómada, de mi vida de joven soltera experta en mudanzas.

Eslovenia by nightEslovenia por la noche

Un fin de semana en Eslovenia, un dulce paréntesis, quisimos escapar de nuestra rutina de expats en Bruselas para perdernos en esos magníficos y desconocidos paisajes de un pequeño país entre en Mediterráneo y los Alpes, tierra de contrastes. Verdes colinas y una bruma matinal que nos hacía brincar y alegrarnos como críos. Un país joven, independiente desde 1191 y de una belleza extrema.

Unas callejuelas preciosas y un magnífico casco antiguo en Ljubljana, pequeña capital que tiene todo de una grande y que, al mismo tiempo, ha sabido conservar todo su encanto y su aspecto pintoresco. Jóvenes felices paseándose, como vigilados por los Alpes en trasfondo y el castillo que se erige en lo alto del río Ljublianica. Y visitar también otras pequeñas ciudades como Cerkno o Trebija, ¡un city-trip inolvidable, un destino recomendable!

Y siempre esa magia de los recuerdos que toman el vuelo como bonitas mariposas…

¡Y si hay otros “Érase una vez…” ?

EsloveniaEslovenia

¿Te apetece decirme algo? Gracias - Merci ♥

  • (no se va a publicar)