Menorca

Sinfonía de blancos

Blanco. Blanco. Blanco. Y más blanco. Es conocida como la isla blanca y azul. El azul del mar y el blanco de las casas pintadas de cal.

Vestir de blanco. Respirar la pureza. Desde lo alto de la cumbre de Menorca, divisar los pueblos. Vistas panorámicas. A lo lejos, el mar.

Un paseo dominical en familia. Una montaña y un santuario. Relax. Mientras espera impaciente la llegada de PapaGuiri, la princesita corre, porque no anda, corre.

Y con ese magnífico escenario blanco, tuvimos tiempo de jugar, de reirnos, de hacer una sesión de fotos. ¡Una feliz mañana de domingo en familia!

Menorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blancaMenorca la blanca

Menorca

Las “avarques” (las menorquinas)

Las avarcas o menorquinas

La avarca de Menorca, zapato ineludible para los autóctonos, ha tomado, a lo largo de los últimos años, aires de sandalias fashion y de usos múltiples. Las avarcas florecen en todas partes. De cada vez hay más fabricantes y también puntos de venta y marcas que las comercializan. Fuera de Menorca, se les conoce por “menorquinas”, haciendo referencia evidentemente a su lugar de origen, aunque su verdadero nombre sigue siendo “avarca” en singular y “avarques” en plural en la lengua de la isla, el menorquín. Encontramos “avarques” de cualquier talla y de cualquier color: con lentejuelas, lisas, con estampados variados, para bebés y para adultos.

Las avarcas o menorquinas

Me gustan mucho los zapatos. Menorca siempre ha sido una isla con una larga tradición artesana e industrial de zapatos y cuenta con marcas de calzado femenino muy conocidas.

Las “avarques” son los zapatos utilizados antaño por payeses y pescadores. Muy a menudo encuentro artículos sobre las “avarques” o “menorquinas” donde se explica que estos zapatos nacieron en los años 50. Pero mucho me temo que no es cierto. El historiador y archiduque Luis Salvador de Hasburgo-Lorena ya mencionó este tipo de calzado en su “Die Balearen in wort um bild” (Las Baleares descritas desde la palabra y el dibujo) – 1869. En los años 50 fue cuando empezaron a ser comercializadas.

En todas las casas hay “avarques”. Tenemos “avarques” más gastadas para ir a la playa y otras más nuevas para “vestir mejor”. Aquí todo el mundo lleva “avarques”. En Menorca todo el mundo tiene menorquinas.

Las avarcas o menorquinasLas avarcas o menorquinasLas avarcas o menorquinas

Menorca

Las mejores playas de España, en Menorca

Sé que os encanta viajar. Sé que soñáis ya con vuestras próximas vacaciones. Sé que estáis locos por ir a la playa. Por fin ha llegado el momento de calzar sandalias y vestir bañadores, de plantar la sombrilla en la arena caliente, de zambullirse en el agua, de leer vuestras revistas preferidas, de olvidarse de todo y de aprovechar de cada momento.

Las mejores playas de España, en MenorcaLlegó la hora de la pausa estival. ¡Esa pausa tan esperada, tantas veces soñada!

Las mejores playas de España, en MenorcaEl título, ahí, un poco más arriba, no lo he inventado yo. Ha sido Geo, la revista que redescubre el mundo, quien lo encontró. Cuando vi pasar la noticia, supe que tenía que compartirla con vosotros, que tanto amáis evadiros.

Las mejores playas de España, en MenorcaGeo España acaba de publicar un especial dedicado a las playas españolas. Ha realizado una clasificación de las 100 mejores. Una especie de homenaje a los casi 8 000 Kilómetros de playas registradas en España. Las diez primeras playas del ranking fueron elegidas por los lectores del sitio web de la revista. Las otras playas fueron seleccionadas por la redacción de Geo, teniendo en cuenta varios factores: estética, medioambiente, servicios…

Las mejores playas de España, en MenorcaPor orden, esas son las diez primeras playas:

Cala Mitjana (Menorca), playa de Rodas (Pontevedra), playa de Ses Illets (Formentera), Cala Macarella (Menorca), playa de Caños de Meca (Cádiz), Cala Saona (Formentera), playa de La Concha (Guipúzcoa), playa de Santa Marina (Asturias), Cala Jugadora (Creus) y playa de los Escullos (Almería).

Las mejores playas de España, en MenorcaComo veis, Menorca está doblemente representada en esos diez primeros puestos.

El primer lugar lo ocupa Cala Mitjana (cerquita de mi casa, adonde iba con la escuela, las primeras veces de playa con los amigos, muchos recuerdos, mucha belleza!). Cala Mitjana tiene una hermanita, Cala Mitjaneta, algo así como una mini-piscina natural. En el cuarto puesto encontramos Cala Macarella (donde pasé todos mis veranos de niña, adonde bajaba a pie, casi que todavía no sabia andar, un poco privilegiados, con un acceso semi-privado a esa perla llamada Macarella!). Al igual que Cala Mitjana, Cala Macarella también tiene una hermana menor, una calita de aguas más turquesas imposible!

Y como una imagen vale más que mil palabras, ahí os las dejo…

Las mejores playas de España, en MenorcaLas mejores playas de España, en MenorcaLas mejores playas de España, en MenorcaLas mejores playas de España, en MenorcaLas mejores playas de España, en MenorcaLas mejores playas de España, en Menorca

Viajes

Paseo bretón, en el Morbihan

A veces, por unas horas, nos adentramos en la Bretaña, dejamos a nuestra princesita con papi y mamie y aprovechamos para pasearnos, como dos enamorados. Y es que, además, con esos paisajes tan bonitos, poca cosa más nos hace falta para sentirnos felices y reconocer que tenemos suerte de estar tan cerca de lugares tan bonitos!

Visitamos Larmor-Baden, una mañana de un cielo un poco cubierto, pero da igual, le daba un toque más bretón a nuestro paseo! Pudimos contemplar la isla de Berder. Aunque bueno, a mi, que vengo de una verdadera isla, me hace sonreír eso de “isla”, porque para mi, un trozo de tierra como ese tendría más bien que llamarse “islote” !! Ya veis, en casa solemos chincharnos!

Paseo por el Morbihan, en la Bretaña francesaPaseo por el Morbihan, en la Bretaña francesaPaseo por el Morbihan, en la Bretaña francesaPaseo por el Morbihan, en la Bretaña francesa

Finalmente, el sol decidió unirse a la fiesta (¡qué bien!) por lo que alargamos nuestro paseo un poquito más. Nos fuimos hasta el puerto de Saint-Goustan, en Auray. Y allí me sentí presa de una ola de recuerdos, de mi vida en Lorient, de mi amiga andaluza que vivía en Auray y de nuestras largas tardes de invierno cuando, al no tener coche, nuestra mejor actividad era la de tomarnos unos chocolates calientes en los bares. Le mandé una foto por Whatsapp. Y adivinó dónde estaba. Como veis, hay cosas que nunca se olvidan!

Hicimos, después, una parada en Vannes. Nos encanta esta ciudad. ¡Es tan bella! Una pequeña-gran ciudad bretona con mucho encanto. Era el fin de semana del Salón del Libro y de lo alto de los restos de las murallas, unas vistas impresionantes sobre los jardines con las carpas que acogían a autores y libreros, jardines salpicados de unas mesas muy coloridas, era bonito! Bajamos y visitamos todo eso.

Y ya, poco a poco, se anunció el atardecer…

Paseo por el Morbihan, en la Bretaña francesaPaseo por el Morbihan, en la Bretaña francesaPaseo por el Morbihan, en la Bretaña francesaPaseo por el Morbihan, en la Bretaña francesaPaseo por el Morbihan, en la Bretaña francesa