Inspiration

La vie, parfois, est comme nos cheveux : bouclés on les veut lisses et courts on les veut longs / La vida, a veces, es como el pelo: rizado lo quieres liso y corto lo quieres largo

Moi je dis que la vie, parfois et pour certains, n’est pas comme ils l’imaginaient. Tout comme on n’aime pas les cheveux qu’on a. Mais la vie, elle, il faut l’aimer. Les rêves son atteignables, ils peuvent devenir réalité. C’est pour cela qu’il ne faut jamais renoncer, il faut toujours regarder en avant. Parce que la vie c’est l’avenir, le présent et le passé. Parce que le passé nous apprend des choses, beaucoup. Mais il ne faut pas tomber dans le piège de ce souvenir qui veut nous prendre en otage pour nous enfermer dans une cage. Vivre avec le souvenir mais non pas du souvenir ni pour le souvenir. Le présent, le quotidien, est, sans doute, ce qu’il y a de plus important. C’est ce qui nous maintient en vie. Avec l’envie de cet avenir qui est toujours le demain.

vie

La vida, a veces, no es como uno quiere. Como nunca se tiene el pelo que se desea. Pero sí se ama la vida. Los sueños son alcanzables, a ellos se puede llegar. Por eso nunca hay que desistir, siempre hay que mirar adelante. La vida es futuro, es presente y es pasado. Porque del pasado se aprende, y mucho. Pero sin caer en la trampa del recuerdo que te atrapa como si de una jaula se tratara. Hay que saber salir de ahí. Vivir con el recuerdo pero no en el recuerdo ni para él. El presente, el día a día, quizá, seguramente, lo más importante, lo que nos mantiene vivos. Y con la ilusión de ese futuro que siempre es el mañana.

vida

Inspiration

La vida es para vivirla no para que nos la vivan

Muchas veces a la gente o todo le parece bien o todo le parece mal. Cuando todo nos parece bien, seguimos caminando a través de esa línea como si fuéramos corderitos, estamos contentos y felices con ese “todo nos parece bien” y no andamos con rollos de replanteamientos ni nada. Creemos y tenemos fe en esa cosa o en esa persona que hace o hacen que todo nos parezca estupendo. En cambio, cuando todo nos parece mal solemos armar la de San Quintín, o al menos lo intentamos. Cuando la cosa no nos gusta, cuando el asunto nos parece feo, nos subimos por las paredes, nos enfadamos, criticamos, insultamos, criticamos aun más y …. pocas cosas se resuelven. Al final del camino nada ha cambiado, o pocas cosas.

Y digo yo, no sería mejor, dejar de afincarnos en esa crítica constante para dar paso a algo con más movimiento, algo que nos produzca el placer de ver y sentir que las cosas pueden cambiar, y todo empezando por nosotros mismos. No creo que se deba esperar a que los otros, o el mundo, o la sociedad en la que vivimos haga ese trabajo de modificación por mi. Mi felicidad, mi alegria, mi sentirme bien nace y reside exclusivamente en nosotros mismos. Cada uno de nosotros poseemos ese saber-hacer, desgraciadamente lo que no dominamos tan bien es lo de explotar esa capacidad personal que nos llevará al cambio y a la satisfacción.

No esperemos a que los otros hagan nuestro trabajo. La vida es para vivirla no para que nos la vivan. No ayudemos a aumentar la crítica, contribuyamos a que la crítica se convierta en otra cosa, en algo de positivo, en lo que era nuestro objetivo primero. Porque lo más importante es vivir acorde con uno mismo.

vida [Résolution de l'écran] [50%]