Lifestyle

Con el corazón bailoteando

Y el corazón bailoteando
Y el corazón bailoteando Y el corazón bailoteando

Estas últimas semanas, la vida sigue pasando (otra vez más) a una velocidad extremadamente loca. Y no sé qué hacer, por un lado pienso que debería atracar el barco y contemplar, contemplar la vida. Y por otro, pienso que es mejor izar las velas, más alto todavía y dejarme llevar por el viento.

Estas últimas semanas hay cosas que parecen disminuir un poco la velocidad y otras, en cambio, están en plena efervescencia. Desde hace unos días, me llueven los correos, notificaciones y solicitudes de información acerca de los Encuentros de Niños Bilingües Franco-Hispanohablantes de Nantes. Contesto y respondo, contesto y respondo y pienso en voz baja que quién-te-lo-habría-dicho-hace-seis-años. Porque sí, porque pronto cumplirá cinco años y eso sí que es un verdadero torbellino de amor. Un verdadero torbellino creador de sinergias y de nuevos proyectos.

Con el corazón bailoteando

Y luego, desde hace unas semanas, cuestionamientos profesionales, con el firme deseo de impulsar aún más mi empresa. Porque sí, porque se trata de una empresa, grande o pequeña pero una empresa. A veces pienso que eso de decir soy freelance queda así como muy de-moda-es-lo-que-se-lleva-ahora pero que tal vez quite algo de seriedad al asunto y se pierda de visto lo de empresa-de-verdad tengo que pagar impuestos-llevar la contabilidad-declarar cada trimestre. Una empresa es algo tangible. Y también porque vivo, vivimos de eso. Siempre con este deseo de más y más.

Con el corazón bailoteando

Y también esa aceleración loca y dulce a la vez de los bonitos proyectos en curso. En curso de creación, de lluvia de ideas, en curso de contemplación. Proyectos que un día voy a soltar a la naturaleza para que empiecen a andar solos, proyectos en forma de libros, opúsculos, escritos, html y otros (casi)sinónimos. Y siempre las miro tan de cerca las palabras, y las leo, las vuelvo a leer, las releo, rereleo, rerereleo y re-, re-. Sin cesar, sin abandonar, incansablemente, con ese miedo en las tripas del despiste. Pero sonrío. Sonreír, siempre.

Y el corazón bailoteando

Y el corazón bailoteando

Estas últimas semanas mi vida se ha convertido en un vaivén de sentimientos. Porque, si bien no estaba planificado en mi agenda, voy acumulando visitas de bellas personas. Como por sorpresa, y pienso que soy muy afortunada. Tan afortunada que me entran ganas de meterme en mi caparazón, y no sé muy bien cómo expresarme. Y busco inconscientemente mi burbuja a la vez que hago tímidos intentos para dar rienda suelta a mis pensamientos. Sobre ella que vino a verme después de años de intercambio de correos, ella, decoradora de mi casa virtual. Y nos vimos, nos miramos, incluso, metafóricamente, nos envolvimos cálidamente de las risas y las historias divertidas de Thelma. Con ellos dos, también. Y luego, ella, testigo de muchas escenas de mi vida, que está aquí por unos días. Y articulamos la vida, rehacemos el mundo, nos miramos como si fuera ayer, hace trenzas y lee historias. Con ellos dos, también.

Y luego, la reflexión acerca de los nuevos textos. Lo pienso y lo pienso. Tienen que salir, pero entre el frío, los resfriados, el cerebro a mil, pues ahí siguen, haciendo cola en la puerta de salida. Listos pero aún por madurar.

Madurar y bailotear, ¿y si la vida también fuera eso?
Bilingüismo

VII° Encuentro de Niños Bilingües Franco-Hispanohablantes de Nantes

Encuentro niños bilingües Nantes

Nos reunimos el sábado pasado, el 10 de marzo de 2018 para celebrar nuestro VII° Encuentro de Niños Bilingües. Fue un sábado especial por varias razones, principalmente porque era la primera vez que nos reuníamos en uno de los locales que el Centro Cultural Franco-Español tiene en la ciudad de Julio Verne.

Como os conté recientemente, los Encuentros que organizo desde hace algo más de un año han crecido de manera muy rápida y las casas de las familias, donde pasábamos las tardes, se habían quedado pequeñas para acoger a todo el mundo.

¡Así, pues, haber logrado esta colaboración con el CCFE nos colma de alegría!

Encuentro niños bilingües NantesEncuentro niños bilingües Nantes
Encuentros niños bilingües Nantes Encuentros niños bilingües Nantes

Ahora ya podemos abrir los Encuentros a más familias interesadas. Para ser sincera, a finales del año pasado casi no nos atrevíamos a publicitar más los Encuentros por miedo a quedarnos sin sitio. No dudéis en compartir la información si conocéis a familias franco-hispanohablantes que viven en la zona de Nantes.

Además, el hecho de gozar ahora de un buen local, permite mejorar las actividades que, de manera informal, ofrecemos a nuestros niños. Porque, no lo olvidemos, todo eso lo hacemos por ellos.

Lectura, juegos de mesa, audiolibros…

Dividimos la sala en zonas con diferentes actividades:

– La biblioteca
– Colorear, dibujar y manualidades
– Juegos de mesa
– Música y audiolibros

Son las familias las que aportan los juegos, la lectura, vamos, el material que utilizamos, lo que nos permite intercambiar herramientas.

Encuentros niños bilingües NantesEncuentros niños bilingües Nantes

Por edades…

Uno de nuestros próximos objetivos es el de organizar las actividades en función de las edades de los niños. Ahora que ya somos más, la amplitud de edades va siendo mayor por lo que es recomendable que adaptemos las actividades a cada edad.

Por supuesto, todo eso amenizado con una suculenta merienda!

Como podéis observar, tenemos esta vez unas fotos preciosas y es que después de haber logrado la colaboración con el CCFE, pensé que no estaría mal encontrar al fotógrafo ideal que me echara una mano con las fotos para tener soportes visuales de calidad en vistas a la comunicación. Y ahí entra en juego la dulce Vanessa, una de las mamás...

…¡Y es que los Encuentros son una historia de todos!

Encuentros niños bilingües NantesEncuentros niños bilingües Nantes
Encuentros niños bilingües Nantes Encuentros niños bilingües Nantes

Enlaces a artículos

Mientras voy preparando otros artículos sobre la crianza bilingüe en familias bilingües y donde una de las lenguas es siempre minoritaria, os invito a leer (o releer) otros artículos interesantes:

Mi hija será trilingüe (uno de los primeros que escribí, en 2014)
¿Libros en francés para mi bebé bilingüe? ¡No, gracias! (con un título algo provocador, escrito en 2015)
Ser madre de un niño bilingüe (con la mágica regla del 30% dentro)
Hablar siempre en la lengua materna a los hijos (¿y por qué tendría que ser diferente?)
¿Puede un único progenitor transmitir dos idiomas? (porque a veces, hay trilingüismo…)

Lifestyle

¡Y ya son 15 los años en el extranjero!

15 años de vida en el extranjero.
¡15 años!

12 + 3.

12 años en Francia,
3 años en Bélgica,
2008 también marca el aniversario de mi regreso a Francia, después de un paréntesis belga.
10 años seguidos viviendo en Francia. Mi país en el extranjero.
Y 23 años que lo conozco.

15 años viviendo en el extranjero, expatriación

Porque … mi verano de 1995 en Nantes y mi verano de 1996 en Longwy.
Y también mis comienzos de los años universitarios 1999 y 2000 que empezaban siempre con el mes de septiembre entero en Montpellier. Por aquello de habituarse a los métodos literarios a la francesa. Dissertation y commentaire composé.  Y pluma estilográfica. Sí, sí.

2001-2002 Montpellier
2002-2003 Lorient
2003-2005 Madrid
2005-2008 Bruselas
2008-2010 Paris

… y desde entonces, mi vida en Nantes. Mi vida en pareja. Mi vida de familia. Mi vida en el campo también.

Cuando lo pienso, me da escalofríos.
Cuando lo pienso, no me rejuvenece.
Cuando lo pienso, no me arrepiento de nada. De nada.

Cuando lo pienso, pienso en ellos.
Ellos, que siempre me han alentado.
Mis padres.
Hija única. Un amor incondicional y fiel, ciudad tras ciudad.

Y pienso en esta carta recibida en la primavera de 1995 que me otorgaba la beca para pasar dos veranos de estancia lingüística en Francia. Y me veo a mí misma, sentada en el borde de la cama de mis padres, llorando, porque de repente estaba asustada. Mucho miedo. El miedo me atrapó. Y mi madre que me animó y me tranquilizó. Ella y su única hija, cara a cara.

Tenía que llorar, debí llorar. Con razón.
Porque creo que, en realidad, fue a los albores de mis 16 años que mi vida en el extranjero empezó.

Crédito Foto: La Danse de l’image
Bilingüismo

Los Encuentros de Niños Bilingües Franco-Hispanoblantes y el Centro Cultural Franco-Español de Nantes

¡Los Encuentros de niños bilingües franco-hispanohablantes de Nantes toman un nuevo rumbo!

Es para mí un verdadero placer, poder anunciar hoy la colaboración que hemos puesto en marcha entre los Encuentros y el Centro Cultural Franco-Español de Nantes.

Ya conté en uno de los últimos artículos sobre los Encuentros que lo que en su día empezó como unas reuniones entre 4 o 5 familias, se convirtió rápidamente en encuentros entre unas 14 familias y otros tantos niños.

Encuentros niños bilingües franco-hispanohablantes de Nantes y el Centro Cultural Franco-Español

Evidentemente, tuvimos que revisar nuestra organización y encontrar soluciones. Por eso decidí ponerme en contacto con el CCFE. Y rápidamente encontramos un acuerdo.

Así pues, los Encuentros podrán tener lugar, a partir de ahora, gracias a la colaboración del Centro Cultural Franco-Español de Nantes que nos da acceso a las salas de su local en el centro de la ciudad. El Centro Cultural Franco-Español es (traduzco y cito) “una asociación cultural cuyo deseo es dar a conocer la cultura española en Nantes en todas sus formas: el arte, el lenguaje, el estilo de vida, la historia, la literatura …”, y que ofrece, además, una amplia gama de actividades.

¡Y después de esta gran noticia, ya solo nos queda organizar el VII Encuentro!

¡Gracias a todas las familias por vuestra fidelidad!

Y hoy, especialmente, ¡muchas gracias al CCFE por creer en nuestro proyecto!

Freelance

Quatre anys ja! I donar la benvinguda al cinquè… (freelance)

Han hagut de passar quatre anys per adonar-me que la meva petita empresa Artilingua ja no és una utopia. I el cinquè ha hagut de començar per confirmar que sí, que té vida pròpia. I li he donat ales, més ales encara. Per seguir volant, amunt, molt amunt, i per seguir oferint-me somriures, una vegada i una altra, i algunes preocupacions també, molts correus electrònics intercanviats, paraules escrites, deixades, per aquí i per allà.

I l’altra dia, gairebé inconscientment, em vaig trobar obrint un compte Instagram exclusivament dedicat a la meva activitat professional en freelance. No em demanis per què ho vaig fer. No sóc d’aquelles que té un quadern planificador, no, jo, ben sovint em deixo emportar per les meves intuïcions, i per això, de vegades, tot tarda una miqueta més.

I se’m fa encara estrany escriure “Artilingua i jo comencem juntes el nostre cinquè any”. Tinc la impressió que va ser ahir que vaig fer el balanç del primer any. Una bogeria. Sí.

traductora freelance margarida artilingua margarida artilingua

Si no parlo més sovint de les meves traduccions o sobre les meves tasques d’escriptura o sobre les de community manager trilingüe és perquè de vegades tinc clàusules de confidencialitat. I respectar els clients és un dels punts essencials.

traductora freelance margarida artilingua

Artilingua, art, lletres i idiomes, comunicació pura!

Això és el que em fa aixecar cada dia. El que més m’agrada observar són les meves paraules. Observar com s’uneixen, una lletra al costat de l’altra, línies i més línies. Girar la pàgina, el cursor que fa un salt i elles continuen avançant sobre el blanc, aquestes petites taques negres.

Així doncs, tot i que aquest blog és més personal, també hi vull deixar constància del que és, en part, la meva vida quotidiana, els meus somnis i els meus projectes. Qui sap, potser un dia obriré un blog directament associat a Artilingua, però per ara, Les mots de Marguerite segueix sent un vincle especial entre vosaltres i jo.