Viajes

Les Illes Balears al programa Echappées Belles, amb France 5 – #iunpocjo

Illes Balears a la televisió francesa. Echappées Belles France 5

Fou a principis d’estiu, o finals de primavera, quan normalment comencem a tenir ganes de vacances, de sol, de farniente i de passejades vora el mar. Sota un cel ben blau, un dia, vaig rebre un correu de Locky, periodista per Bo Travail, la productora que realitza el programa Echappées Belles de la cadena estatal France 5. Em demanava si la podia ajudar, si els volia donar un cop de mà en la realització d’aquest reportatge que estaven preparant sobre les nostres Illes Balears i que estava previst filmar a principis de septembre. I el meu cor va fer bim bam bum i vaig dir que sí!

No parlo masso sovint dels meus projectes professionals aquí al meu blog. Ho faig més bé a la pàgina Facebook. No em demaneu perquè. No ho sé ben bé però segurament perquè al Facebook les publicacions són més curtes i sobretot perquè crec que qualsevol freelance ha de tractar amb molt de respecte els seus clients, forma part d’una certa ètica professional. Però bé, això ja són figues d’un altre paner!

Platós i seqüències

Estava dient, idò, que quan dissabte passat, molta gent d’aquí (i d’allà) estava disfrutant d’una gran nit de Halloween, jo (i la meva familia, evidentment!) estàvem plantats davant la tele (sí, sí, en tenim una, què us penseu?!), a punt per escodrinyar qualsevol detall de les aventures de Jérôme Pitorin (presentador) en el seu “Intensament Balears”, títol que havien donat a aquest capítol de Echappées Belles (el programa existeix des de 2006 i té molt-bastant èxit).

Illes Balears a la televisió francesa. Echappées Belles France 5

Gran part de l’estiu, havia estat treballant per confeccionar un pla i uns llistats per ajudar als periodistes a montar els seus escenaris. M’havien donat per consigna: “volem un punt de vista dels habitants, no volem un punt de vista turístic”. I bé, com us ho diria, jo sóc “habitant” i a la vegada ja començo a conèixer bastant bé la societat francesa. Així idò, vaig donar noms, vaig passar adreces, explicar llocs (els llocs s’expliquen? bona pregunta, en tot cas jo ho vaig intentar), vaig fer telefonades, etc.

Una molt petitona pedra ben minúscula sense importància per aquest gran edifici que és Echappées Belles

I desprès de tot això, vaig desaparèixer. Em vaig fer petita. I vaig esperar. M’havien anunciat els dies de rodatge. Sabia que l’equip arribava a les Illes a principis de septembre, just després del meu retorn a França. I vaig, sobretot, estar contenta quan em van dir que Jérôme Pitorin havia trobat n’Aleix Riera allà on tocava i a l’hora que tocava… era una mica jo qui els havia donat cita. Vaig també estar contenta de veure que havien pensat en les avarques fabricades de manera tradicional. Contenta de veure que havien arribat al monestir de Lluc, a Mallorca. Contenta de veure que a Eivissa i Formentera també havien trobat bons elements.

Els òrgans de govern responsables de turisme també van posar el seu granet d’arena (i vaig tenir una mica la sensació que bona part dels meus clients s’havien donat cita a la mateixa plaça!). I jo, a distància, em vaig fer ben petita, petitíssima. I ja està, em bastava, estava feliç. Amb un gran somriure.

Feliç i amb un somriure d’haver ajudat a mostrar una altra cara de les meves illes als meus compatriotes francesos. Menorca, Mallorca, Eivissa i Formentera. I segons sembla, el programa va ser tot un èxit d’audiència!

Les Illes Balears a la televisió francesa. France 5 Echappées Belles

Fou una bella història. Una bona experiència.

El vídeo es una mica feixuc per carregar-lo aquí però us convido a veure'l seguint aquest enllaç.

Margarida

 

Como habéis podido comprobar, este artículo “infringe” el hábito de redactar los artículos en castellano para la versión española del blog. Pero tratándose de las Baleares, lo más judicioso me ha parecido utilizar la lengua catalana.

Viajes

La pequeña Formentera

Es pequeña, bonita, azul, blanca y color arena. Es tranquila pero llena de vida. Te abraza, te agarra, te libera y te salva. Te transporta, te da que pensar, te hace sentir feliz, solo en el mundo, o quizá no. Te pone los pies en la tierra después de haberte embarcado lejos allá en el cielo.

Ella, Formentera. La más pequeña de las Islas Baleares. Un día soleado de finales de septiembre, cuando las nubes de buen tiempo van y vienen. Cuando el cielo cambia de colores y que los reflejos dorados del sol vienen para hablarte y te susurran date prisa acaríciame que pronto me voy a esconder.

A unos 30 minutos en barco de su hermana mayor, Ibiza (Eivissa). Y durante esa travesía empezar a soñar con los chiringuitos y los puestecitos de hippies, con las casitas blancas, las bicis y la gente sin problemas, o al menos eso parece. Nada más y nada menos. Pocos habitantes al año, unas 10 000 almas que viven tranquilamente y turistas, jóvenes mayormente, que llegan para liberarse a la vez de sus preocupaciones y de sus bañadores.

Natural. Salvaje. Espectácular. Espléndida.

Isla de FormenteraIsla de FormenteraIsla de FormenteraIsla de FormenteraIsla de FormenteraIsla de FormenteraIsla de FormenteraIsla de FormenteraIsla de FormenteraIsla de FormenteraIsla de Formentera

Bilingüismo

Niños bi(tri)lingües : la aventura continúa

Hace ya un tiempecito que no os damos noticias de nuestra pequeña bi(tri)lingüe en construcción y eso, por deseo expreso. Quiero decir que un niño cambia, aprende y descubre a la velocidad de la luz pero siempre es mejor darse un tiempecito antes de analizar y de sacar conclusiones. Lo mismo ocurre cuando observamos la evolución lingüística de un niño que crece en un entorno multilingüe y multicultural, mejor tomar algo de distancia antes de argumentar.

Ya lo he dicho y lo repito: no, no todo se hace de manera natural. Hay que acompañar un niño bilingüe en construcción, hay que incitarlo y crear contextos propicios.

Niños bilingües

Ella se las apaña y el vocabulario aumenta

Los niños siempre se las arreglan y no dejan morirse de hambre. Eso es cierto y así también actúan en cuanto al uso que hacen de las lenguas que están adquiriendo (sobre todo en la etapa de construcción del lenguaje). Dondequiera que estén, cualquiera que sea la situación, los niños se dan a entender.

Este verano, PrincesaThelma y yo nos instalamos en Menorca durante un mes y medio. Siempre llego con ese temor de que no la entiendan, de que sólo hable en francés. Los primeros días son algo más complicados, la niña tiene tendencia a hablar únicamente en francés. Entiende el catalán porque responde correctamente a lo que le decimos pero ella no lo habla. Pero poco a poco, las horas van pasando y empieza a cambiar y a hablar en catalán. A partir de ahí, el temor se esfuma y la lengua catalana empieza a tomar importancia en la boca de la peque. Añade palabras, construye frases.

Unas pocas semanas más tarde, ChériGuiri llega y la niña comprende enseguida que a él hay que hablarle en francés. Ya está, pienso yo, PrincesaThelma entiende que no todo el mundo habla el mismo idiomas y ya distingue con quién hablar en cada lengua.

El despegue de la lengua minoritaria…

Es pues en ese moment, a los 2 años y 3 meses de la PrincesaThelma, en agosto de 2015, que la niña toma conciencia de la existencia de varios idiomas. Lo sé, se le nota. Pero también sé que el camino por recorrer es aun muy largo.

… y ella que traduce

A veces, sorprendemos a la niña traduciendo sus propias frases. Sí. Y es gracioso. Cuando se dirige a mí y que su padre también está presente, le hace la traducción. Por ejemplo, si me dice “mamá, Thelma vol sabates” (quiere zapatos), luego se mira a su padre y le dice lo mismo en francés. Parece que nos quiere decir “¡si no la has entendido, pues mira, yo te lo explico de nuevo!”

¿Qué ocurre con el tercer idioma?

Pues de momento bien poca cosa y es lo que más me preocupa. Sé que con el catalán y el francés vamos por buen camino y que llegaremos a buen puerto. En cambio, el español me preocupa de verdad. Menorca es una región bilingüe con dos lenguas co-oficiales pero la mayoría de gente habla en catalán. Aquí en casa, puse en marcha algunas estrategia pero tenga la sensación que las ignoramos un poco. Los dibujos animados tienen que ser en español y la música también… excepto que PrincesaThelma no se queda más de cinco minutos delante de la tele y que cuando le pongo música en castellano me dice que prefiera la otra…Y yo cargando con CDs de música española. Tendré que insistir.

La adquisición de este tercer idioma es la batalla que está aun por ganar y el aspecto que menos bien vivo en esta aventura de criar a una niña bilingüe. Espero que lo consigamos…

Vuelta al país de la lengua mayoritaria

Para nuestra gran sorpresa, la vuelta a Francia después de un mes y medio en España ha sido (y está siendo) menos fácil de lo que imaginábamos para PrincesaThelma. Dejando de lado las diferencias de ritmo de vida y de clima, nos estamos preguntando si, de hecho, la peque no se siente desestabilizada por eso de haber descubierto que hay dos lenguas, dos mundos… Desde que hemos vuelto, vemos a la niña medio perdida. Volver a casa de la “nounou” (la asistente maternal que la cuida) tampoco ha sido fácil, incluso tuve que preguntar a la “nounou” si PrincesaThelma comunicaba bien en francés con ella. Parece que sí. Con ChériGuiri no paramos de dar vueltas al asunto y a ratos pensamos que quizá se sienta desorientada puesto que durante seis semanas al catalán de la mamá (que siempre es una referencia) se han añadido muchas personas más que hablan ese idioma y de repente toda esa gente se fue, ya no está, ha desaparecido de su vida diaria. Y es que además, desde que volvimos, solo quiere a mamá mamá mamá y habla casi todo el tiempo en catalán.

Ya sé que el francés regresará pronto y con fuerza…

Pero esta pequeña radiografía de una pequeña bi(tri)lingüe me reconforta en la idea de que una lengua es mucho más que un sistema de comunicación, una lengua es también una cultura, es un TODO! ¿Y vosotras, mamás de niños bilingües, qué pensáis de ello?

Os invito a descubrir (o redescubrir), siguiendo este enlace, todos los artículos sobre bilingüismo.
Y sobre todo, no dudéis en dejar vuestros testimonios, vuestras impresiones, vuestras experiencias…

Este artículo parece “el borrador de una mamá en su libretita” y es que hoy no pretendo dar ninguna visión científica del bilingüismo. Simplemente, observo y analizo nuestra propia experiencia y es que después de más de dos meses de silencio, no viene mal hacer un pequeño balance. Os prometo más artículos sobre esta aventura apasionante, una aventura no siempre fácil y que necesita del apoyo de la familia y del entorno, una aventura que siempre nos sorprende y nos enseña cosas nuevas.

Si deseáis que aborde el tema del bilingüismo desde un punto de vista en concreto, no dudéis en mandarme un mensaje o dejarme un comentario y me pondré a ello…

Yo soy bilingüe por razones geolingüísticas pero con PrincesaThelma estamos descubriendo otro tipo de multilingüismo.